EXTENSIONES DE PESTAÑAS..

Hola chic@s os voy a contar mi experiencia con las extensiones de pestañas, que tan de moda están.
Las había visto y me encantaban, pero no me decidía a ponérmelas.
Esta semana hable con mí tía sobre el tema y me comentó que en El Centro de estética al que va ella las colocaban y que la persona que lo hacia, precisamente era profesora de ello, así que me convenció y allí que fuimos.
Me sorprendió tanto cómo me las pusieron que decidí hacer un post sobre ello y compartir con tod@s vosotr@s esta experiencia.

Comencemos!!!
Llegamos al salón de estética “Ana Mangado” (lo cito
por si os interesa), en primer lugar me  puse en una camilla cómodamente, con los ojos cerrados, qué relax!!!!
Me desmaquillo las pestañas con mucha delicadeza, valoró la largura y espesor de estas y el resultado que queríamos conseguir.
Mis pestañas son largas, por lo que decidimos no alargarlas, pero sí aumentar la cantidad.
Una vez desmaquilladas, sujetó las inferiores con unos parches, no os había dicho que solamente se retocan las pestañas superiores.
Ya estaba todo preparado para comenzar a colocar las nuevas pestañas.
El proceso es un poco largo, una hora y media aproximadamente, ya que van colocando las pestañas una a una. Se suelen colocar entre 90 y 100 pestañas.
Me resultó interesante la forma de colocarlas, con una pinza van separando las pestañas una por una y a la vez pegando las extensiones de manera individual con un pegamento especial.
También sentí curiosidad por saber de qué material eran las pestañas, qué tipo de pegamento utilizaba….
Ana estuvo muy atenta conmigo y contestó a todas mis preguntas.
Me dijo que eran de seda, el pegamento de alta adhesión quirúrgica, que nunca se colocan junto a la piel, sino a una distancia considerable y así la pestaña sigue su proceso natural de crecimiento y renovación.
Aprendí muchas cosas sobre las pestañas que desconocía.
Por fin, llegó la hora de ver el resultado, me senté en la camilla y puso delante de mi un espejo que me devolvió el reflejo de una mirada que no hubiese obtenido jamás ni con el mejor rizador, máscara de pestañas o esas pestañas postizas fugaces.
 Me comentó los cuidados a tener en cuenta y me parecieron fáciles y sencillos:
Durante las primeras 24 horas abstenerse del contacto con el agua.
Cepillado de pestañas mañana y noche.
No utilizar rímel resistente al agua, principalmente porque el tipo de desmaquillador con el que se elimina este tipo de máscara contiene aceites que diluyen el pegamento.
Hacer retoques cada tres o cuatro semanas, debido a que las pestañas nuestras se caen y como consecuencia las extensiones también y así siempre tendremos unas pestañas perfectas.
Y llegó la hora de comprobar si todo lo que había oído resultaría.Pues sí, me levanté él sábado y lo primero que hice fue mirarme en el espejo, me quedé sin palabras, mis ojos estaban perfectos, como recién maquillados, su efecto era de una  “pestaña postiza negra como el carbón”, que la verdad da vida y levanta el ojo de una forma sorprendente.Cada día estoy más contenta con la decisión tomada y esto me ha motivado para dedicar un espacio en mi blog a las “EXTENSIONES DE PESTAÑAS”

Deja un comentario